miércoles, 8 de agosto de 2007

El Sacro Santo Imperio Romano se me resiste

Yo cuando viajo mas que visitar las ciudades por las que paso lo que hago es conquistarlas. Pero los teutones me lo están poniendo difícil. Bueno a decir verdad los celtas y sus fabulosos vuelos baratos tampoco es que me hayan dado ninguna facilidad. Y es que va a ser verdad eso de "lo barato cuesta el doble". El vuelo ida y vuelta me costó al rededor de 100€, lo que no está nada mal, pero nadie contaba con el retraso de 9 horas que tuvo el vuelo por problemas técnicos. El ordenador de uno de los motores no funcionaba. Entonces es cuando vivimos la versión irlandesa del mítico "trata de arrancarlo" de Sainz y Moya, entre el piloto del aeroplano y el "técnico" de turno. Y como siempre ocurre en toda buena empresa el técnico se tuvo que personar para arreglar el problema. La cuestión es que éste estaba en Dublin y nosotros en Biarritz.

Pero no pasa nada, conseguí llegar a Heidelberg. El buen tiempo me acompañó por lo menos durante dos días por lo que pude tomar las plazas de dicha cuidad. Pero claro este verano es un verano "especial", el tiempo cambió y mis calcetines lo notaron. Por poco se me ahogan.

Pero como dicen "una de cal y otra de arena". Lo del coche compartido ha funcionado a las mil maravillas y en menos de 3 horas sin tener que hacer ningún trasbordo y por solo 15€ llegué a Colonia. Pero una vez más los teutones me la querían jugar. Me castigaron a cambiarme de habitación dos veces y ha hacer dos veces la cama. Con todo el sueño que yo tenia. Y todo por la dixlesia numérica de una recepcionista con sonrisa Profident.

Heidelberg y Colonia ya han sido tomados.

1 comentario:

Kafka dijo...

Trata de arrancar Mikel, trata de arrancar...jajajaja
Qué bien poniendo fotitos para que vemaos por dónde pasas, muy bien. Que bonitos lugares, me encanta el encanto de la vieja Europa...
Un abrazo, y sigue disfrutando del coche de San Fernando...