viernes, 23 de marzo de 2007

Spaghetti bolognesa code

Bueno como era de esperar mi reincorporación al mundo laboral ha copado todo mi tiempo y me ha hecho "renunciar" a mis hobbies de bohemio soñador...

A parte de esto, me he vuelto a dar cuenta de que vivimos en un mundo de chapuzas y chapuceros, donde impera la ley del mínimo esfuerzo. Mis oídos han vuelto a ser obsequiados con perlitas del estilo de "si funciona, no lo toques", "con todo lo que nos ha costado hacerlo hay que seguir utilizándolo", "¿qué ventaja tiene hacerlo así que hacerlo como ya estaba hecho?" y muchas más que prefiero olvidar.

En mi corta vida laboral me he encontrado de todo. Pero lo que más me llama la atención es que habiendo ya superado la época del llamado Spaghetti code, nos seguimos encontrando con lo que yo en su día denominé Spaghetti bolognesa code que es lo mismo que el Spaghetti code pero utilizando un lenguaje orientado a objetos. Y la culpa de todo la tiene la dichosa técnica del "cortar y pegar". Que sí, que el cortar y pegar texto literario es muy pero que muy útil. Pero si estamos hablando de código fuente y de programas, ¿no sería mejor declarar una función que realice las instrucciones que estamos duplicando en el código? Y ya no hablemos de definir clases y objetos que realicen esa tarea. Yo por comentar, que a mi ni me va ni me viene... bueno desgraciadamente sí que me repercute, ya que ésta es mi profesión.

Por esto y por alguna otra causa más los informáticos y la informática en general no estamos bien vistos. Ahora los ingenieros tradicionales, industriales, mecánicos, electrónicos, etc., nos quieren rebajar nuestro bien ganado título de Ingenieros en Informática a simplemente Informáticos. Si el software se tratase como se tratan otros ingenios estaríamos mejor valorados.

Si eres ingeniero en informática y me estás leyendo, y si no eres uno de esos de la técnica del cut&paste sabrás a lo que me refiero.

Si ya se sabe que todo sale mejor cuando se hace "despacito y con buena letra".

3 comentarios:

pepita pulgarcita dijo...

Suerte con ese nuevo curro, la vida laboral es lo que tiene, lo del mínimo esfuerzo es la ley en todas partes. Yo empecé con mis mundos periféricos entre rato muerto y rato perdido en mi anterior trabajo. La de tiempo tirado a la basura que pasé allí, rodeado de gente insulsa que no me aportaba nada... en fins.
que vaya bien! y ole con las lenguas, que es una bonita ocupación.

Ayuthia dijo...

No sabes la razón que tienes. Hasta ahora yo sólo lo he visto a nivel universitario (ya que aún estudio la carrera), lo cual es una auténtica pena, ya que se supone que es donde deberían enseñar que el copy&paste no siempre es bueno. De hecho, he visto copiar y pegar funciones de tres prograrmas distintos, hacer un batiburrillo, cambiar tres cosas y luego preguntarse porqué no funciona , "si en los programas originales funcionaba..." ¬¬

Pedro dijo...

¿no sería mejor declarar una función que realice las instrucciones que estamos duplicando en el código? :D :D
me recuerdas mi primero año en universidad...la organización e estructura es muy importante en la programación. yo tengo algunos problemas con eso... :P