sábado, 3 de marzo de 2007

Changes

¡Vaya papaya! Se me acabó esto de la vida bohemia. La semana que viene vuelvo a trabajar. Un sitio nuevo, gente nueva, proyectos nuevos, madrugones, transporte público, un conjunto de cambios que alterarán la vida tranquila y relajada que he llevado hasta ahora desde el día D.

La verdad es que los cambios en la vida no son malos. Hacen que evolucionemos, que tengamos nuevos objetivos, que no nos estanquemos en una situación y en definitiva, nos hacen sentir vivos. Pero como decía Nietzsche la vida es un eterno retorno, por muchos cambios que tengamos en la vida habrá momentos en los que nos sintamos atascados en una realidad que no nos gusta.

He estado pensando sobre lo del nuevo trabajo y me ha venido a la mente un corto de uno de nuestros genios de la animación 3D.



Por cierto, y aunque no venga a cuento, qué bueno es este tío. Tenéis que ver sus trabajos.

Me veo claramente identificado con el protagonista del corto. Debería de replantearme eso de ser un eterno inconformista. Quizá es que como he pensado más de una vez, simplemente es que no me gusta trabajar. Da igual, el trabajo que voy a empezar la semana que viene es en principio temporal y luego...

Buff!! Menos mal que no tengo que pagar ni hipotecas ni criar o cuidar a alguien ni na' por el estilo, pero todo llegará... eso lo dejaremos para otra entrada del blog.

Hala pues, manos a la obra que hay que levantar el país.

1 comentario:

Kafka dijo...

Hola Mikel,
Un corto muy original, no lo había visto, me ha gustado mucho... me identifico mucho con el prota, que se cansa de ser como los demás y pretende hacer, pensar y actuar por él mismo, aunque a veces, cómo también se ve, nunca se escape de esa monótona vuelta a empezar...
Procura no irritarte mucho ya que la cáscara, (por lo menos las de aquí se rompen, ya sabe, con muchíííísima facilidad)
Disfruta, y te esperamos pronto por estos lares cibernéticos
Hasta pronto, Von voyage